Más felices que nunca y llenos de ilusión por la nueva etapa que comienzan, así fue como proclamaron su amor Federica Padilla y Kevin Covey el pasado sábado 18 de noviembre en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe. Teniendo como testigos a sus familiares y amigos íntimos, la joven pareja caminó hacia el altar para darse el “sí” definitivo y sellar su enlace con un romántico beso tras recibir la bendición del sacerdote. Al término de la ceremonia, los recién casados se dirigieron al Club Campestre para continuar festejando su matrimonio en compañía de sus invitados, de quienes recibieron múltiples felicitaciones y buenos deseos. Durante la celebración organizada por Bivento, los asistentes degustaron de un exquisito menú de cuatro tiempos y disfrutaron de una increíble amenización musical que los mantuvo bailando y cantando hasta el amanecer. El momento más romántico de la velada llegó sin duda cuando Federica y Kevin se reunieron en el centro de la pista para bailar su primer vals como marido y mujer. Los más emocionados sin duda fueron Federica Sada de Padilla y Eduardo Padilla, papás de la novia; y Beatriz Barrera y Paul Covey, papás del novio.