Un grupo de amigos organizó una posada a través de Uey, donde se vivió un ambiente envidiable al ritmo del DJ Miguel Soria y Los Tres Borrachos.