Sampetrinos disfrutaron el partido de Ida en el que los Rayados ganaron 2-1 frente al Necaxa en el Gigante de Acero. Los fanáticos de los albiazules pintaron el estadio con euforia cuando Vincent Janssen quitó el empate con Los Rayos, el cual los llevaría al partido de Vuelta.