La joyería mexicana abrió sus puertas cerca de las 19:30 horas con un coctel en donde estuvo presente su propietaria, Tanya Moss.