Los voluntarios de Soñar Despierto se organizaron para realizar una gran celebración para los niños en su día. Hubo pizza, agua, nieve, juegos e inflables gigantes en los que tuvieron mucha diversión.