En el festejo de Horacio también se celebraron los 50 años del lugar. Hubo antojitos mexicanos, música en vivo y dos pasteles, todo en presencia de sus amigos y su familia.