El evento donde las familias pintaron su cuadro fue abierto al público, y contó con música contemporánea en vivo de violín y violonchello.