En medio de un ambiente exclusivo y de mucha fiesta, los jóvenes de San Pedro celebraron el primer aniversario del BYU el pasado fin de semana. Acompañados de sus círculos de amigos y parejas, los chicos arribaron al conocido spot de la ciudad con toda la intención de disfrutar una amena velada llena de música, cocteles y muchas sorpresas. En el transcurso de la noche, los asistentes fueron sorprendidos con una botella de champaña Moet que fue enviada a sus mesas, momento ideal que aprovecharon para brindar por otro año más de reuniones en el antro.