Acompañados de sus padrinos, familiares y amigos cercanos, los pequeños Mario Laborín, Roberto Lankenau y Alfonso Ramos celebraron su primera comunión el pasado 18 de agosto en la capilla de Nuestra Señora de Fátima en punto de las 3:30 de la tarde. Los tres mejores amigos compartieron la alegría de recibir a Jesucristo en la eucaristía, a tráves de la misa oficiada por el padre Noel Lozano, para después disfrutar de una reunión íntima en casa de la abuela de Mario Laborín desde las 5:00 de la tarde, donde los pequeños se llenaron de obsequios y felicitaciones de sus invitados.