Con la felicidad en sus rostros y la inmesa alegría de jurarse amor eterno, María José Martínez y Albert Daniel Chico se dieron el sí definitivo en su boda religiosa celebrada el pasado 11 de agosto. Luciendo un hermoso vestido blanco de corset en forma de corazón y su distintivo ramo de novia compuesto de rosas blancas y rosas con dalias rojas, la novia acudió a su cita con el amor de su vida en la Capilla de Fátima, en San Pedro. Luego de comprometerse en el mes de enero pasado, la pareja celebró su sagrado matrimonio a las 7:45 de la noche acompañados de sus familiares y amigos en una hermosa ceremonia donde compartieron sus votos matrimoniales. Momentos después de ser marido y mujer ante las leyes de Dios, los novios y sus invitados se trasladaron a una elegante recepción ofrecida en el jardín del Deportivo San Agustín en punto de las 9 de la noche.