Después de seis años de noviazgo, Roberta Pérez y Eduardo Garza se comprometieron el 27 de julio en una celebración que tuvo lugar en la casa de la futura novia. Sorprendida y alegre, Roby dio el tan esperado “sí” a su novio, quien preparó cada detalle de la pedida de mano de su futura esposa. Y es que el martes 5 de julio fue un día muy especial para Roby, ya que nunca se imaginó que ese día recibiría la declaración de amor que la pone con un pie en el altar.