Para disfrutar a gusto las vacaciones de verano, los jóvenes de San Pedro pasaron un sábado divertido con los amigos al reunirse por la noche en el Mallet. Con drinks, música y gran ambiente, los chavos y chavas se olvidaron de las preocupaciones de la escuela y el trabajo, para relajarse un momento de forma muy merecida. Amigos en conjunto o algunos en pareja, los jóvenes fueron llegando al Social Club dispuestos a probar nuevos pasos y uno que otro coctel.