Para declararle su amor incondicional y proponerle matrimonio de forma sorpresiva, Jorge Escamilla simuló una sesión fotógráfica con Eugenia González Ballesteros y tras una hermosa declaratoria de amor, ahora ambos están comprometidos a celebrar la boda de sus sueños. Teniendo como escenario una increíble vista panorámica de la ciudad en el penthouse de la Torre LBL, el pasado 15 de junio el sampetrino llegó con un ramo de flores y una caja pequeña para hincarse y realizarle a su novia la pregunta decisiva que marcaría el inicio de una nueva etapa.