La mejor manera de divertirse y aprender es bailar. Si a eso se le agrega un ingrediente sentimental, el resultado es una clase inolvidable. Eso fue lo que vivieron las alumnas de la academia Monique Dance Studio, el sábado 24 de febrero, en una clase especial con sus papás denominada “Daddy & me dance class”. La cita fue a las 12:30 de la tarde y los padres de familia acudieron puntuales, participando activamente junto a sus pequeñas en la clase de ballet. Los asistentes realizaron un calentamiento previo para estirar los músculos y después iniciaron con un rato de risas y diversión. Las maestras de la academia ayudaron a los papás a seguir el ritmo de la coreografía y apoyar a sus niñas en el baile, las cuales se sintieron como princesas muy consentidas y apapachadas.