Una fusión de palabras del corazón con dibujos del alma fue lo que evocó “Resurgiendo”, la exposición de Marcela Rodríguez que se presentó el pasado 13 de febrero. La muestra se llevó a cabo alrededor de las 20:00 horas en Galería 111, lugar al que acudieron amigos, familiares y aficionados para disfrutar de una velada muy exclusiva y admirar el talento de la citada artista. Inspirada en textos de amor y desamor escritos en el verano de 1992 por Vero Marcos, la pintora Marcela Rodríguez elaboró un total de once cuadros de arte abstracto figurativo con pintura acrílica que plasmaron los sentimientos de la autora. Posteriormente para la exhibición, Vero creó una prosa para cada una de las obras con la intención de contar su historia. En el transcurso de la velada artística, los invitados deleitaron su paladar con un exquisito coctel y aprovecharon su estancia para intercambiar puntos de vista con las anfitrionas. “Muchas gracias a todos los que asistieron, el apoyo de la gente siempre es maravilloso porque nos fertiliza el alma”, comentó Vero durante la presentación de su obra compartida.