El sábado 10 de febrero resultó ser un día inolvidable para Bernardo Sada, quien festejó su aniversario número 40 rodeado de sus seres queridos. Dicho evento se llevó a cabo desde temprana hora en la residencia del sampetrino, lugar al que acudieron decenas de amigos para acompañarlo en la celebración y disfrutar de una velada increíble llena de sorpresas. En un ambiente ameno al aire libre bajo un toldo iluminado, los asistentes convivieron con el cumpleañero, quien ofreció una velada muy agradable con música en vivo y una amplia variedad de cocteles y bocadillos preparados especialmente para la ocasión, así como botanas saladas para acompañar. Cargada de ritmo, deliciosos cocteles y la mejor compañía, la fiesta transcurrió con mucho éxito y se extendió por la noche. Entre buenos deseos y obsequios de sus amigos, como botellas de vino y tequila, Bernardo agradeció a todos por su presencia y aprovechó hasta el último segundo para convivir y compartir agradables anécdotas y recuerdos.