Un increíble ambiente se vivió el pasado viernes 9 de febrero en la tradicional fiesta brava que se realizó una vez más en la Plaza de Toros Monumental Monterrey. Desde las 20:00 horas, el recinto comenzó a recibir a cientos de asistentes, quienes como fieles seguidores de la tauromaquia, se reunieron para disfrutar de una noche de toros, música, bebidas y deliciosos foodtrucks. En esta ocasión, el ruedo estuvo engalanado por una de las máximas figuras del toreo en el mundo, Julián López “El Juli”, y por el mexicano Joselito Adame, quien brilló con una actuación histórica al cortar un par de orejas y ganarse una gran ovación del público. Cabe mencionar que el abreplaza de la corrida fue el rejoneador potosino Jorge Hernández, seguido de Luis David Adame, quienes brindaron una brillante muestra de sus habilidades con el astado. Con buen sabor de boca por el gran espectáculo que acababan de presenciar, los aficionados abandonaron las instalaciones no sin antes posar para la lente de LOOK.