Una vez más, la elegante ola de invitados para cenar vestidos de blanco invadirá uno de los lugares públicos más prestigiosas de la ciudad. El evento “Le Dîner en Blanc” vuelve a Monterrey en su segunda edición, el próximo 3 de Marzo para brindar a sus asistentes una experiencia inolvidable. El picnic inaugural del año pasado atrajo a cerca de 600 entusiastas culturales, quienes disfrutaron una velada memorable en El Mirador Asta Bandera. Por ello, este acontecimiento secreto promete una noche de elegancia y belleza, que tendrá lugar en un espacio público no divulgado cuya ubicación solamente se revela unos minutos antes del inicio de la reunión. “Este evento permite disfrutar de alguno de los espacios públicos icónicos y más prestigiosos de la ciudad, con estilo y elegancia”, afirmó Paul Brunet, coanfitrión de ‘‘Le Dîner en Blanc Monterrey’’. “Para esta nueva edición hemos buscado una vez más por toda la ciudad hasta encontrar un espacio que sorprenda y haga que esa noche sea mágica y única, y al mismo tiempo albergar a más invitados”, complementó. Iniciado en París hace 30 años, ‘‘Le Dîner en Blanc’’ continúa en la búsqueda de su esencia original basada en amistad, elegancia y galantería, comentaron los anfitriones. Cada evento está liderado por organizadores locales que se enamoraron con el concepto y lo han querido llevar a sus ciudades, dando a este encuentro un sabor local, por lo que nuevamente vuelve a Monterrey con la misión de fomentar la convivencia. Para mantener la singularidad de ‘‘Le Dîner en Blanc’’ y fieles a la tradición, los invitados deben observar determinados requisitos y seguir normas básicas como el registro en las tres fases, el código de vestimenta blanco, decoración de la mesa blanco, una cesta de picnic con buena comida, juegos de copas, vasos apropiados y vajilla blanca, así como champaña o vino.