Para disfrutar de una buena tarde de futbol en una inmejorable temperatura en la ciudad, los aficionados del Monterrey se dieron cita el sábado 20 de enero en la nueva casa rayada para ser parte de la jornada 3 del Clausura 2018 de la Liga MX. En esta ocasión, La Pandilla se enfrentó a los Xolos de Tijuana, quienes dieron guerra y batalla hasta el final del partido, terminando ambas oncenas con los puntos divididos por el empate sin goles. Pese a que los intentos se hicieron presentes durante la primera mitad del encuentro, los fronterizos mantuvieron la concentración total en su defensiva. La segunda mitad tuvo como protagonista al equipo local, que buscó encontrar ese gol que les diera la victoria e incluso dejaron escapar una excelente oportunidad frente al arco. Al minuto 75 Rayados pudo haber abierto el marcador cuando el árbitro Erick Miranda señaló la pena máxima a favor del cuadro de casa, sin embargo la mala suerte del punto penal volvió. Avilés Hurtado tomó el balón y sacó un disparo con poca potencia y con la brújula desorientada, mismo que se perdió por la línea de fondo, dejando a los aficionados con ganas de gritar el gol de la victoria regia. Con este resultado, Rayados sumó su segunda igualada consecutiva en casa, llegando a cinco unidades que los posiciona en el quinto lugar de la tabla general.