Una experiencia única con lo mejor de la cocina italiana fue lo que disfrutó un exclusivo grupo de sampetrinos en la inauguración del restaurante La Divina Vita el pasado 15 de diciembre. Fue en punto de las 21:00 horas que el recinto abrió sus puertas para recibir a cientos de invitados, quienes acudieron a conocer el nuevo concepto creado por Osvaldo D’agostino junto a sus socios José Luis Terán y Jorge Castillo. Una vez iniciada la reunión, el padre Patrick Mcmenamin realizó la bendición de las instalaciones para después ceder el lugar al trío de empresarios, quienes ofrecieron un exquisito brindis con copas de champaña. Durante su estancia, los asistentes tuvieron la oportunidad de deleitar su paladar con deliciosos platillos como pastas, ravioli de carne, fetuccini, filete de res en salsa de champiñones, una tabla de postres y una amplia selección de los vinos más prestigiosos del mundo. Con la grata amenización de fondo a cargo de un saxofonista, los presentes gozaron al máximo de la convivencia que se prolongó hasta pasada la medianoche.