La temporada de invierno del Ballet de Monterrey concluyó con éxito el domingo 17 de diciembre en el Teatro de la Ciudad, gracias a su tradicional obra “El Cascanueces” que año con año encanta a pequeños y grandes. En punto de las 5:00 de la tarde, los integrantes del Club del Ballet y algunos miembros del patronato arribaron al Teatro para disfrutar de la función. El Teatro lució totalmente lleno de niños, jóvenes y adultos, quienes se sentaron por poco más de una hora para ver la obra que prácticamente ya se ha convertido en costumbre para familias sampetrinas en estas épocas navideñas. Una vez más, el Ballet de Monterrey demostró la calidad de espectáculo y el talento de sus bailarines, quienes junto a coreografos, directores artísticos y músicos provocaron los aplausos de los asistentes que se pararon de las butacas tras la última función de la temporada. Fue así como los bailarines aparecieron por grupos agarrados de la mano para dar las gracias al público inclinándo su cabeza y con la mirada hacia bajo como símbolo de humildad, a lo que el público reaccionó con porras y rosas que aventaron sobre el escenario.