Además de pasar valiosos momentos con la familia, la Navidad es la excusa perfecta para celebrar con las amistades y disfrutar de una increíble noche de fiesta. Es por ello, que un grupo de jóvenes se reunió el pasado fin de semana para festejar su tradicional posada. El evento se llevó a cabo en la residencia de Cordelia Zubiría, quien como excelente anfitriona comenzó a recibir a sus amistades desde temprana hora con muchos deseos de iniciar con las festividades decembrinas. A su llegada, los asistentes se dirigieron al jardín de la casa que estuvo decorado con cascadas de luces y una pista de baile iluminada, en donde pasaron largas horas de diversión bailando y cantando al ritmo de la música. Contagiados por el espíritu navideño, los sampetrinos compartieron sus más grandes deseos para estas fiestas y brindaron por la oportunidad de estar juntos y celebrar rodeados de la mejor compañía. Cocteles, exquisitos bocadillos y el mejor ambiente fueron los principales ingredientes que hicieron de aquella velada la más inolvidable.