La casa de los Rayados del Monterrey ha vuelto a la actividad para felicidad de los aficionados regiomontanos que acudieron el pasado sábado 29 de julio para apoyar a su equipo en el enfrentamiento contra el Veracruz. Banderas, fans con el jersey del equipo y un sinfín de caras pintadas con los colores blanco y azul inundaron el estadio BBVA Bancomer desde las seis de la tarde. Mucho entusiasmo fue lo que mostraron los sampetrinos aficionados, quienes acompañados por su familia asistieron para apoyar a su equipo con porras, en el primer encuentro del Torneo Apertura 2017. Un partido intenso y muy emocionante se gozó en el estadio, donde los Rayados lograron vencer al Veracruz 1-0. Entre los más aplaudidos, gracias a su anotación, fue el jugador Dorlan Pabón, quien le dio el triunfo a La Pandilla, tras haber transcurrido 30 segundos del primer tiempo. A pesar de la expulsión del jugador José María Basanta de los albiazules, el conjunto regiomontano llegó a cuatro unidades, mientras los Tiburones Rojos se quedaron sin puntos. Todos disfrutaron del ambiente y buena vibra que se vivió.